BIO 390

Río Ancho Desarrollos

Edificio Atocha

En una zona en pleno desarrollo de Rosario, el edificio de viviendas está ubicado sobre calle Tucumán casi esquina Crespo. La cercanía al nuevo Mercado del Patio, la nueva conectividad hacia el Parque Scalabrini Ortiz y Puerto Norte, las Universidades y la vida nocturna de Pichincha, hacen de la zona un punto atractivo para los jóvenes y estudiantes que vienen a la ciudad.

Se aprovecharon los 13 m de altura habilitados en la zona para desarrollar cuatro pisos con tres tipologías de unidades de un dormitorio por planta. El ancho del terreno, mayor al lote promedio de la zona, posibilitó la implantación de dos unidades con frente Norte, de grandes superficies vidriadas y balcones terraza, favoreciendo las relaciones interior-exterior, el ingreso de iluminación solar y ventilación cruzada. Al contrafrente, la tipología se abre al Este mediante un balcón que aprovecha al máximo su extensión sobre el patio, generando amplitud espacial en esta unidad más compacta.

Ficha Técnica

Rio Ancho Desarrolladora. Arq. Nicolás Pombo, Arq. Iván Chorostecki
Estudio asociado: CHP ARQ | Arq. Ana Prato, Arq. Iván Chorostecki
Empresa constructora: Rizzotto Construcciones
Cálculo de estructuras: Ing. Matías Hagge, Ing. Fernando Tettamanti
Consultoría en gestión y planificación de obra: Plexa
Fotografía y edición: Alejandro Nannini, Nicolás Parrino (Drone)
Comunicación de redes: Clyckmedia
Ubicación: Tucumán 3319 - Rosario
Sup. intervenida: 750m2
Tipología: Unidades de viviendas viviendas colectivas en P.H.

BIO 389

Estudio Faure, Malamud, Riveira Arqs.

Edificio Pilay S.A.

Ficha Técnica

Estudio Faure, Malamud, Riveira | Arquitectos
Equipo: Arqs. Florencia Malamud, Cecilia Malamud, Ángeles Ransdale, Silvia Almiron, Paula Fernandez
Cálculo de estructuras: Ings. Rita Campodónico, Eduardo Weller
Comitente: Pilay S.A.
Ubicación: Boulevard Oroño 166, Rosario
Superficie: 2.200 m2
Fotografía: Walter Saucedo

PATRIMONIO, VEGETACIÓN Y CIUDAD

La obra se ubica dentro del Distrito Centro de la Ciudad, en el tradicional Boulevard Oroño, en un predio de 12,75 m. de frente Este y 36,90 m. de fondo. Las propiedades inmediatamente linderas al Norte y al Sur, como la del fondo Oeste, han sido clasificadas por la Ciudad por su valor patrimonial arquitectónico, por lo que no es de esperar modificación alguna de sus actuales características.

Haciendo pie en el párrafo anterior, se han perfilado tres pautas fundamentales para el proyecto, sin orden de prelación. Una de ellas ha sido dejar expuesta la torreta de ladrillos en su visión desde el Boulevard (hasta ahora tapada), poniéndola en valor por su condición patrimonial. Para ello, con excepción de la PB, el edificio se retira 3m del eje medianero Norte, consiguiéndose entonces un edificio de tres fachadas, recostado sobre el gran volumen del lindero Sur. Otra pauta fue dejar penetrar en las visuales desde el interior a la frondosa vegetación del Boulevard, al mismo tiempo que procurar su convivencia, sin diferenciación, con la vegetación propia del edificio. La tercera ha sido -dada la característica descripta de los linderos y en consonancia con las otras pautas- resolver un edificio con fachada en sus tres lados, sin medianeras pese a la dimensión del lote. Se buscó, al mismo tiempo, contar con gran iluminación natural, en una atmósfera diáfana, dada por los materiales y colores elegidos para los interiores.

El edificio se presenta como una cubierta plegada en una pantalla de hormigón que “cuelga” formalmente en la fachada Norte, atravesada por una caja de vidrio que aparece en ambos extremos, conformando las fachadas de frente y contrafrente. Ello es parte de la idea de abrir el frente al Boulevard en forma plena, aquella manera de “hacer entrar” la vegetación del mismo al edificio. La fachada Norte presenta un calado aleatorio, respondiendo a las necesidades de los locales en cada piso, y presentando una calificación diferente a las otras, dado que relaciona al edificio con el lindero.

La obra se retira 4m de la línea de edificación, según lo establece la normativa. La altura se equipara a la del edificio patrimonial sobre el cual se apoya visualmente. Dos patios que llegan hasta el nivel del primer subsuelo en el área de retiro y en el contrafrente resuelven la iluminación natural del mismo, ingresándose por un puente translúcido desde la calle.

La superficie total es de 2.200 m2. distribuidos en PB, cuatro pisos altos y dos subsuelos.